La bala que lo mató veinte años después




Una de las historias más curiosas es sin lugar a dudas esta historia acerca de la bala que mató a una persona 20 años después de ser disparada.

Cuenta la historia que en el año 1893, Henry Ziegland dejó a su novia y ella, muy deprimida y enamorada, decidió quitarse la vida. A modo de venganza, el hermano de ella siguió a Henry hasta su casa y decidió dispararle en el jardín, lo cual provocó que la angustia generada lo lleve a quitarse la vida de un tiro.

Pero lo increíble fue que Henry sobrevivió debido a que la bala solamente le rozo la cara y luego se incrusto en uno de los árboles de su jardín.

Pero la bala finalmente acabaría con su vida veinte años después, en 1913, cuando decidió dinamitar las raíces del árbol, el cual todavía contaba con la bala incrustada. La explosión generada provocó que la bala salga disparada, impacte en su cabeza y le genere una muerte instantánea.









Comentarios

comentarios


Etiquetas: > >


Etiquetas: | |


URL Corta: